¡Uso Diario de Hilo Dental Mantiene Alejado al Dr.!

Back to Main Page

RECENT UPDATES

Autor Invitado, Merlín Ariefdjohan

El Departamento de Ciencias de Salud del Museo se ha asociado con la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus para publicar cada mes un serie de artículos en el blog del museo llamado  “Conocer la Salud.” Los artículos se enfocan en temas de salud actuales y son seleccionados por los estudiantes de medicina y de posgrado de CU con el fin de proporcionar información actual y precisa para las comunidades de habla Inglés y Español. Las publicaciones en la serie “Conocer la Salud” son ediciones de versiones de artículos que primero fueron publicados en la revista Contrapoder. Agradecemos a los estudiantes en la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus por darle vida a estas historias.

@yopearlscigirl
(también conocida como Dra. Nicole Garneau, curadora del Departamento de Ciencias de Salud)  

----------------------------------------

Autor Invitado, Merlín Ariefdjohan es estudiante en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus.

(in English)

Brushing _Dollarphotoclub _64140310

¿Sabia Ud. que la salud dental puede ser la llave a un cuerpo sano? A menudo, damos por sentado nuestra salud dental.  Resulta que una boca saludable es más que una bonita sonrisa.  

Recientes estudios han sugerido que la salud dental está relacionada a ciertas condiciones como bajo peso natal, enfermedades cardiacas, arterias obstruidas, derrame cerebral, y diabetes. ¿Cómo puede ser esto?

Diferentes populaciones de bacteria viven en varias partes del cuerpo humano. La mayoría de esa bacteria no es dañina, ya que nuestro sistema inmunológico y buena higiene la mantiene bajo control. Sin embargo, un sistema inmunológico débil unido a mala higiene, causa una alta acumulación de bacteria, la cual puede llevar a inflamación y finalmente, enfermedad.

En la boca, cepillarse y usar hilo dental a diario previene que bacteria se acumule. Además el flujo de saliva arrastra los desperdicios de comida y neutraliza ácidos producidos por esta bacteria, previniendo adicional acumulación de bacteria.  Sin embargo, mal cuidado de la salud dental y el consumo  de ciertos medicamentos que reducen el flujo de saliva (descongestionantes, anti histaminas, y diuréticos) pueden arriesgar la salud bucal. El uso infrecuente del cepillo de dientes y del hilo dental  no logran remover una porción significante de esta bacteria. Tener “boca seca” produce un efecto similar.  Alimentos y bebidas azucaradas también fomentan el crecimiento de bacteria. Pasando el tiempo, filmes de bacteria  revisten las superficies de los dientes y desgastan el esmalte. Sin esta capa protectora, los dientes se pudren y se forman caries.  Bacteria también  puede infectar las encías. Tal infección destruye el tejido de la  encía y afloja los dientes causando dificultad en masticar. Caries e infección de encías pueden ser muy dolorosas. Bacteria también puede cubrir la lengua, resultando en mal aliento.

Investigadores observaron que bacteria en la boca puede entrar en la sangre a través de cortadas y lesiones en el forro oral y ser transportada a otras partes del cuerpo. Esta bacteria pude adherirse al tejido del corazón y causar una infección. Otra, puede adherirse a las arterias y alterar el flujo de sangre  produciendo un derrame cerebral y ataque al corazón.  Infección de bacteria también conduce a un estado de inflamación en el cuerpo. Esto puede ser prejudicial  en mujeres embarazadas, causando bebés prematuros de bajo peso y otras complicaciones al nacer. Adicionalmente, enfermedades de encías parecen observarse  más frecuentemente  en diabéticos. Investigaciones  dan  una hipótesis de que diabetes reduce la habilidad del cuerpo de luchar contra infecciones y esto aumenta el riesgo de infección por bacteria en las encías.

Los problemas de salud oral son prevenibles.  Sencillas prácticas, tales como cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día, especialmente antes de dormir, usando el hilo dental diariamente, usando enjuague bucal, pasta dental con fluoruro, y limitando el consumo de alimentos y bebidas  azucaradas, son suficientes para mantener una boca sana, incluyendo los dientes y encías. Visitas al dentista una vez cada 6 meses, también es recomendable. Muchos de los problemas orales, no causan dolor hasta que están en un estado avanzado. Su dentista puede examinar y tratar estos problemas tan pronto sea posible.

Cuidando su salud oral, Ud. está haciendo una inversión en su bienestar. ¡Así que, empiece ahora y siga sonriendo mientras lo hace!


CUAnschutz _h _clr

 

Back to Main Page
^ Back to Top