¿Por qué nos da congestión nasal?

Back to Main Page

RECENT UPDATES

Autor Invitado, Lyndsay Krisher

El Departamento de Ciencias de Salud del Museo se ha asociado con la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus para publicar cada mes un serie de artículos en el blog del museo llamado  “Conocer la Salud.” Los artículos se enfocan en temas de salud actuales y son seleccionados por los estudiantes de medicina y de posgrado de CU con el fin de proporcionar información actual y precisa para las comunidades de habla Inglés y Español. Las publicaciones en la serie “Conocer la Salud” son ediciones de versiones de artículos que primero fueron publicados en la revista Contrapoder. Agradecemos a los estudiantes en la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus por darle vida a estas historias.

@yopearlscigirl

(también conocida como Dra. Nicole Garneau, curadora del Departamento de Ciencias de Salud) 

-------------------------

 

Nose _Cold _Dollarphotoclub _56963915 

Autor Invitado, Lyndsay Krisher, es la Especialista de Proyecto de Guatemala al Center for Global Health al University of Colorado Anschutz Medical Campus.

(in English)

Todos podemos relacionarnos con la congestión nasal, especialmente durante las temporadas de frío o alergias. La rinitis, mejor conocida como congestión nasal, es una irritación o inflamación de las membranas nasales que puede causar una sensación molesta y llegar a ser intolerable. Aunque hay muchas causas de congestión nasal, hay cuatro principales: infecciones virales o bacterianas, reacciones alérgicas, reacciones no alérgicas y problemas estructurales.

Si alguna vez ha tenido un resfriado, es probable que la causa fue una infección viral por alguno de los muchos virus que circulan constantemente. En promedio, las personas sufren de hasta tres resfriados al año,  los niños pueden tener aún más ya que su inmunidad está todavía en desarrollo. Contrario a lo que la mayoría cree, las infecciones por virus que causan resfriados se contraen por contacto (mano-mano) y no a través del aire. Es por esto que el lavado de manos frecuente es fundamental para prevenir un resfriado. Después de que el virus entra a la nariz, el cuerpo libera histamina, una sustancia química que crea un aumento en el flujo de sangre hacia la nariz y produce inflamación de los tejidos. Esto afecta a las membranas nasales y resulta en la producción excesiva de moco y ultimadamente lleva a la congestión nasal. Usted puede aliviar los síntomas de una infección viral, pero no puede curarla. El cuerpo necesita tiempo para combatir la infección y esto puede durar hasta 10 días. Mientras tanto, los antihistamínicos y descongestionantes, así como humidificadores y aerosoles nasales de solución salina también pueden ayudar a aliviar los síntomas. Aunque las infecciones virales son las más comunes y son auto-limitantes, la congestión nasal también puede ser consecuencia de una infección bacteriana. Las infecciones bacterianas severas pueden empeorarse e involucrar a los senos nasales, esta es una condición más grave que necesita de tratamiento antibiótico.

A diferencia de las infecciones virales y bacterianas, las reacciones alérgicas solo afectan a algunas personas. Son una respuesta inflamatoria a una sustancia específica como el polen, pelo de animal, moho o polvo, entre otros.  Las alergias causan una variedad de síntomas como la congestión nasal, estornudos, molestias oculares o irritación de garganta. La mayoría de las alergias dependen de la estación del año en la que estamos. Al igual que con las infecciones virales y bacterianas, los antihistamínicos y descongestionantes pueden ser utilizados para aliviar algunos de los síntomas. Para las alergias graves, los tratamientos médicos prescritos ayudan a aliviar los síntomas en algunas personas.

Aparte de las alergias e infecciones, hay otros factores que se asocian a la congestión nasal. Por ejemplo, problemas con la función tiroidea, el embarazo, o irritantes como el humo o el perfume pueden aumentar el flujo de sangre a la nariz y causar congestión nasal. Aunque estas condiciones generalmente son temporales y se alivian al remover el detonante, pueden necesitar de mayor tratamiento si no se aborda a tiempo.

Por último, las anomalías estructurales de la nariz pueden causar obstrucción, dificultando la respiración. Estas anormalidades pueden ser congénitas o resultar de una lesión. La cirugía correctiva puede ser necesaria en estos casos.

La congestión nasal puede ser disruptiva a nuestra salud y bienestar. Cuando la congestión nasal se acompaña de fiebre, nausea o dolor de cabeza pueden ser signos de un problema más serio. Así que la próxima vez que usted tenga la nariz “tapada”, tome en cuenta la severidad  y los síntomas, ya que las diferentes causas de la condición determinan el abordaje del tratamiento.

Fuentes: American Rhinologic Society, American Academy of Otolaryngology (Head and Neck Surgery)

Back to Main Page
^ Back to Top