Cuide su Piel Cuando se Divierte en el Sol

Back to Main Page

RECENT UPDATES

El Departamento de Ciencias de Salud del Museo se ha asociado con la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus para publicar cada mes un serie de artículos en el blog del museo llamado  “Conocer la Salud.” Los artículos se enfocan en temas de salud actuales y son seleccionados por los estudiantes de medicina y de posgrado de CU con el fin de proporcionar información actual y precisa para las comunidades de habla Inglés y Español. Las publicaciones en la serie “Conocer la Salud” son ediciones de versiones de artículos que primero fueron publicados en la revista Contrapoder. Agradecemos a los estudiantes en la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus por darle vida a estas historias.

 

@yopearlscigirl

 

(también conocida como Dra. Nicole Garneau, curadora del Departamento de Ciencias de Salud) 

-------------------------

 

Juneblogpost

 

[in English]

 

Cuide su Piel Cuando se Divierte en el Sol

Por Autor Invitado, Merlin Ariefdjohan

 

Merlín Ariefdjohan es estudiante en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus.

 

Hay órganos que nos mantienen vivos, como el cerebro y el corazón. Sin embargo, no todos nuestros órganos se encuentran adentro de nuestro cuerpo. De hecho, el órgano más grande – la piel – se lleva en el exterior. Un adulto de peso y altura promedio lleva consigo aproximadamente 8 libras (3.6 kg) de piel, que cubre un área de casi 2 metros cuadrados. La piel es mucho más que solo una cubierta resistente al agua en nuestro cuerpo. Es la primera línea de defensa contra microbios y químicos, es un sensor de dolor y textura, y un termostato que regula la temperatura corporal. La piel puede hacer todas estas funciones de manera efectiva si está sana. Por lo tanto, es importante mantenerla en el mejor estado posible. 

 

Uno de los elementos mas nocivos para la piel es la radiación ultravioleta (UV) del sol. Necesitamos de los rayos UV para producir vitamina D que influye entre otras cosas en nuestra salud ósea. Sin embargo, la exposición prolongada o excesiva a los rayos UV causan daño a la piel. El aumento en la incidencia de cáncer de piel en todo el mundo está fuertemente relacionada con la creciente popularidad de las actividades de recreación al aire libre, como también el uso de cabinas de bronceado artificial. El daño causado por los rayos UV y el riesgo de cáncer de la piel puede reducirse mediante la aplicación de medidas de prevención.

 

La manera mas eficaz para proteger la piel de los rayos UV es evitar la exposición por completo. La radiación UV es más fuerte entre las 10 de la mañana y 2 de la tarde, (dependiendo de la temporada, la nubosidad, y la latitud). Se recomienda limitar la exposición al sol durante ese intervalo de tiempo tanto como sea posible. “Sombra corta, riesgo alto. Sombra larga, riesgo bajo” es un dicho promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el que estimulan que las personas vean su sombra al exponerse al sol y analicen así el riesgo. Otra manera de proteger la piel de los rayos UV es aplicar crema de protección solar de amplio espectro en varias ocasiones durante el día. La ropa con protección solar está hecha con telas recubiertas específicamente con materiales de bloqueo de rayos UV y también pueden ser eficaces protegiendo de hasta 99% de la radiación UV entrante. Sin embargo, estas opciones pueden no ser factibles especialmente para individuos que trabajan al aire libre o para aquellos que no pueden comprar los productos mencionados.

 

Una opción más barata y práctica es elegir ropa con prudencia al estar bajo el sol. Utilice sombrero de ala ancha o usar una sombrilla para proteger su cabeza y cara al exponerse al sol. Puede atar un pañuelo o una bufanda alrededor del cuello reduciendo así al mínimo la exposición y además absorbiendo el sudor para mayor comodidad. Las camisas de manga larga oscuras y los pantalones con tejido apretado también pueden proporcionar cierta protección contra los rayos UV. La forma más sencilla de comprobar  un un tejido protege la piel es sosteniéndolo contra una luz. Si usted puede ver la luz a través de la prenda entonces igual pueden penetrar los rayos UV y llegar a su piel. Una combinación de estos abordajes pueden funcionar bien. Por ejemplo, usted puede aplicar crema de protección solar en el área de la piel que no esta cubierta por la ropa para una mejor protección frente a la radiación UV. Además, acuérdese de utilizar anteojos solares cuando está expuesto al sol ya que los rayos UV también pueden dañar los ojos y resultar en cataratas.

 

Algunas cremas como el Retin-A y ciertos medicamentos (antibióticos, antidepresivos, medicamentos para la diabetes) hacen que su piel sea más sensible al sol. Es mejor siempre preguntar a su doctor cómo protegerse del sol sí usted utiliza alguno de estos productos. También, se recomienda que consulte a un médicos sí nota que cualquier marca o lunar cambia de color, forma, tamaño o si presenta sangrado. Esto puede ser cáncer de la piel y si se detecta a tiempo, puede ser tratable.

 

El dicho “es mejor prevenir que lamentar” realmente se aplica cuando se trata de reducir el riesgo de cáncer de la piel. ¡Por su puesto que puede pasarla bien bajo el sol, pero recuerde tomar precauciones para no estar sobreexpuesto a la radiación UV!

 

Use -cuanschutz -logo -every -post _676x 123.jpg

Back to Main Page
^ Back to Top