La Neurociencia de Mamá Sabe Más

Back to Main Page

RECENT UPDATES

El Departamento de Ciencias de Salud del Museo se ha asociado con la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus para publicar cada mes un serie de artículos en el blog del museo llamado “Conocer la Salud.” Los artículos se enfocan en temas de salud actuales y son seleccionados por los estudiantes de medicina y de posgrado de CU con el fin de proporcionar información actual y precisa para las comunidades de habla Inglés y Español. Las publicaciones en la serie “Conocer la Salud” son ediciones de versiones de artículos que primero fueron publicados en la revista Contrapoder. Agradecemos a los estudiantes en la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus por darle vida a estas historias.

@yopearlscigirl
(también conocida como Dra.Nicole Garneau, presidente y curadora del Departamento de Ciencias de Salud)



Autor Invitado, John Soltys, estudiante de la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus en la Escuela de Medicina 

(in english) 

DMNS-Open -House -0385

“Mamá Sabe Más” es una frase que es difícil de discutir. El vínculo que una madre desarrolla con su hijo es verdaderamente increíble. Una madre adquiere la habilidad única para responder a cada acción y emoción de sus hijos. Los avances recientes en nuestra comprensión de la neurociencia sugieren que el instinto materno y su conducta pueden resultar de cambios beneficiosos a la estructura del cerebro que resultan del embarazo, acuñado como “cerebro de la madre.” 

Las imágenes tomadas con resonancia magnética (RM) de última generación nos han dado una mejor idea de cómo es el cerebro de una madre. En la RM, se puede ver y tomar imágenes de todo el cerebro. Si se toman imágenes en múltiples intervalos de tiempo, pueden compararse para identificar cambios que han ocurrido. Los investigadores tomaron a varias madres y les hicieron imágenes antes y tres a cuatro meses después del parto.  Un resultado sorprendente se observó al hacer la comparación de los dos sets de imágenes: se vio un aumento del tamaño del cerebro en la corteza pre-frontal, lóbulos parietales y regiones del cerebro medio. Hay dos funciones críticas de estas regiones del cerebro que se relacionan con la crianza de los hijos. En primer lugar, estas regiones reconocen y procesan nueva información sensorial que acompañan a un bebé que incluyen olor, tacto y vocalizaciones como el llanto. En segundo lugar, estas regiones le dicen al cuerpo como responder a estos estímulos.

Los expertos creen que estos cambios son saludables y pueden dirigir la conducta materna. Además de la RM, se les preguntó a las madres si ellas consideraban que era eran buenas madres. Los aumentos en el tamaño del cerebro se correlacionaban con las reacciones maternas positivas hacia sus hijos. Es decir, las madres que se consideraban buenas madres y describían un vínculo fuerte con sus hijos tenían mayor aumento en el tamaño del cerebro.

De hecho, el desarrollo de un vínculo emocional fuerte con el hijo no es inesperado. Estas regiones del cerebro también se conectan y controlan el circuito de recompensa del cerebro. Este circuito de recompensas motiva el comportamiento que su cerebro quiere repetir. Por lo general, sólo los estímulos extremadamente fuertes como la adicción a las drogas pueden cambiar la estructura de esta región del cerebro. La interacción de una madre con su hijo es tan fuerte que pueden cambiar la estructura de esta región para que la madre perciba sus interacciones como positivas y continuamente quiera repetirlas. Si bien puede ser una exageración decir que una madre se vuelve adicta a su hijo, por lo menos podemos decir que esta adaptando sus sentidos para detectar hasta el más mínimo cambio en su hijo.

Se cree que las hormonas son la razón por la cual el cerebro de una madre aumenta de tamaño. Las hormonas son moléculas pequeñas que se encuentran en todo el cuerpo y pueden iniciar eventos importantes. En las mujeres, los niveles hormonales suben para iniciar el trabajo de parto cuando el bebé esta listo. Estas mismas hormonas – estrógeno, prolactina y oxitocina – también actúan en el cerebro. Aquí inician el crecimiento del cerebro y el aprendizaje. Por lo tanto, cuando una mujer da a luz es natural y apropiado que su cerebro crezca en preparación para la maternidad. Estos son nuevos cambios saludables que no dañan otras regiones del cerebro.

La frase “Mamá Sabe Más” puede tener una raíz científica después de todo. 


CUAnschutz _h _clr
Back to Main Page
^ Back to Top