Más aire libre, más ejercicio

Back to Main Page

RECENT UPDATES

El Departamento de Ciencias de Salud del Museo se ha asociado con la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus para publicar cada mes un serie de artículos en el blog del museo llamado “Conocer la Salud.” Los artículos se enfocan en temas de salud actuales y son seleccionados por los estudiantes de medicina y de posgrado de CU con el fin de proporcionar información actual y precisa para las comunidades de habla Inglés y Español. Las publicaciones en la serie “Conocer la Salud” son ediciones de versiones de artículos que primero fueron publicados en la revista Contrapoder. Agradecemos a los estudiantes en la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus por darle vida a estas historias.


@yopearlscigirl
(también conocida como Dra. Nicole Garneau, curadora del Departamento de Ciencias de Salud)


More -Exercise _745x 495

[in English]



Por Autor Invitado, Katie Arnolds
Katie Arnolds es estudiante de la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus


Cuando se trata de cosechar los beneficios del ejercicio, puede que no se trate de sólo qué ejercicios hace, sino también dónde los hace. Quizás puede sorprenderle saber que hacer ejercicio al aire libre ofrece aún más beneficios que hacer ejercicio en el gimnasio o en casa.

Los investigadores han encontrado que uno de los principales beneficios de hacer ejercicio al aire libre es que puede mejorar el estado de ánimo. Un estudio realizado en la Universidad de Glasgow demostró que los participantes que salían a caminar al aire libre reportaban mayores niveles de energía, vitalidad y gozo del ejercicio y además presentaban menores niveles de depresión, tensión y fatiga que aquellos que caminaban en el interior de una pista o una banda de correr. Los investigadores de la Facultad de Medicina y Odontología de Península College también observaron que los individuos que hacen ejercicio al aire libre tienden a hacerlo con más frecuencia y durante intervalos de tiempo más largos. Curiosamente, aquellos que hacen ejercicio al aire libre también tienen mayor probabilidad de apegarse a un régimen que aquellos que ejercitan adentro. Aunque no se entiende completamente cómo el hacer ejercicio al aire libre contribuye a estos efectos, varios estudios han notado que los niveles de cortisol (una hormona asociada al estrés) eran menores en personas que ejercitaban al aire libre comparado a aquellos que lo hacen adentro. Además, cuando se hace ejercicio al aire libre se expone a la luz solar, lo que aumenta los niveles de vitamina D. La vitamina D se sabe que influye en la calidad del sueño y la producción de endorfinas (hormonas que se sabe que bajan dolor y estrés). Por último, el simple placer de estar en la naturaleza y respirar aire fresco puede contribuir al mejor estado de ánimo que resulta de hacer ejercicio al aire libre.


Hacer ejercicio al aire libre también puede hacer que el entrenamiento sea más eficaz. Hay investigaciones que han demostrado que los corredores y ciclistas queman más calorías cubriendo la misma distancia cuando hacían ejercicio afuera comparado a dentro de un gimnasio. Al aire libre los corredores y ciclistas se enfrentan terrenos variables y exposición ambiental (como resistencia del viento), mientras que en una pista interna es de una naturaleza uniforme. Los diferentes grupos musculares se utilizan para acomodar a la variabilidad de terreno, consecuentemente, el ejercicio al aire libre tiene un mayor impacto en el cuerpo, que hacer actividades similares adentro. Por lo tanto, si usted no tiene mucho tiempo, le sacara más provecho a una corrida corta si la hace afuera.


El último beneficio, y quizás el más sorprendente, es la energía. Se sabe bien que el ejercicio puede aumentar nuestros niveles de energía, sin embargo, muchas personas no se dan cuenta que pueden tener resultados similares con tan sólo estar afuera. ¡De hecho, una pausa de 20 minutos afuera tiene el mismo efecto energizante que una taza de café! Por lo tanto, si hace ejercicio afuera puede sentirse con aun más energía.


Si bien el ejercicio en un gimnasio puede tener factores atractivos, incluyendo control de temperatura, entrenadores y equipo, también pueden ser muy costosos. En contraste, hacer ejercicio afuera no tiene costo y todavía puede hacerse un ejercicio completo usando su propio peso u otros objetos que se encuentran afuera. ¿Listo para hacer el cambio? Hay algunas cosas que debemos tener en mente cuando elegimos hacer ejercicio al aire libre. Debe protegerse de la sobreexposición a los rayos UV utilizando filtro solar y ropa protectora. También, quiere estar preparado para los cambios de clima y llevar suficiente agua. Si usted vive en un área con mucha contaminación ambiental, se debe optar por hacer sus ejercicios de cardio en el interior cuando la calidad del aire es baja.


Encontrar la motivación para hacer ejercicio y apegarse a una rutina puede ser un desafío para nosotros, pero estar al aire libre pude hacer que su rutina de ejercicios sea más eficaz y fácil de mantener. ¡Incluso puede dejarlo en un mejor estado de ánimo! Así que, busca un amigo y ve afuera a hacer ejercicio.

 

 

Back to Main Page
^ Back to Top